Gabriel Lucena, 40 años, Madrid

POSTED BY Futurlife | Jun, 16, 2016 |
IMG_4812

Cuando era pequeño con 4 años me diagnosticaron reuma y velocidad en la sangre, estuve en

tratamiento durante 6 años con unas inyecciones de Bencetacil, así hasta los 10 años que

descubrieron que el problema procedía de las anginas, fui operado de ellas y se terminó el

problema del reuma y de la velocidad. Aunque siempre he tenido problemas con las

articulaciones en mi etapa de crecimiento, los dolores en rodillas, lumbares y espalda eran

algo normal. Me gustaba mucho hacer deporte y me afectaba para el nivel de competición que

tenía. Cuando ya deje el deporte seguía teniendo fuertes dolores en la espalda tratándolos con

analgésicos “automedicándome” hasta que hace aproximadamente 12 años empecé a tener

fiebre y asistí al médico de familia, como no sabía lo que me sucedía me derivo al Hospital 12

de Octubre, donde después de muchas pruebas me diagnosticaron Espondilitis anquilosante.

El médico que me llevaba me indicó el tratamiento a seguir: una dosis de 2 capsulas de

Artrinovo de por vida. Estuve con este tratamiento durante varios años hasta que en una de

mis revisiones semestrales decidí que lo dejaba ya que el resultado siempre era el mismo, no

había mejoría de ningún tipo siempre estaba igual, así que decidí tomar las pastillas solo

cuando el dolor era insoportable y así he estado hasta que conocí a Elena Pérez.

Elena me comentó que ella no trataba patologías que solo “educaba para la salud”. Me explicó

cómo funciona el organismo y me fue dando las pautas para garantizar una correcta nutrición,

me dijo que bajaría de peso y podría encontrarme mejor.

Enseguida empecé a notar una mejoría espectacular tanto a nivel general como en las

articulaciones. Creo que la pérdida de 23 Kg. gracias a seguir con el Sistema Futurlife también

ha contribuido.

Cuando no habían pasado ni 15 días desde que empecé con el cambio de la alimentación, fui a

la playa y pude al tumbarme completamente sin necesidad de ningún tipo de apoyo en la

cabeza, que hacia muchísimos años era impensable que pudiera hacerlo. Y esto ha sido solo el

principio de todo lo bueno que me ha sucedido. El cuello también lo tenía totalmente rígido, el

ángulo de movimiento era solo de un 15 %, a día de hoy estoy prácticamente como una

persona normal.

He vuelto al médico, pero esta vez he cambiado de Centro de Salud. Me han hecho

resonancia, radiografías y analíticas. La doctora que ahora me lleva está un poco alucinada del

estado en el que me encuentro ya que una persona que lleva tantos años con esta enfermedad

diagnosticada no es muy normal que se encuentre así.

Creo que la alimentación ha sido fundamental en la mejoría de mi problema.

Después de terminar los dos meses del sistema futurlife 21 completo y noté una inmensa mejoría, actualmente mis articulaciones siguen mejorando, mantengo el peso y cada vez me siento más feliz!

El Sistema Futurlife 21 funciona! Gracias Elena

TAGS :