Cómo elegir una buena leche de fórmula

POSTED BY Maria | Jun, 22, 2019 |
leche de fomrula

Cuando la lactancia materna no es posible, llega el momento de elegir una leche de fórmula para nuestro bebé, nos encontramos con que hay muchas en el mercado, no entendemos sus ingredientes, ni cuales serían los mas adecuados, pues bien hemos decidido escribir este artículo para ayudaros en vuestra elección de una buena leche de fórmula cuando la lactancia materna no es posible.

Lo primero veamos de qué está compuesta la leche materna principalmente y veremos de que manera encontrar una leche de fórmula lo más parecida posible en composición (Dato: Una leche de fórmula nunca podrá tener la parte de inmunoglobulinas que ayudan con la inmunidad presentes en la leche materna).

lactancia

La leche materna está compuesta por:

87% de agua
7% lactosa (es un azúcar)
3,8 % de grasa
1% de proteína

La grasa y la lactosa aportan el 50 y 40% de la energía total de la leche materna respectivamente (1). La composición de la leche materna va variando según el momento de la toma y la edad del lactante, adaptándose a las necesidades del bebe. El contenido en lactosa se mantiene bastante constante a o largo de toda la lactancia materna. Este azúcar ayuda a la absorción de minerales y de calcio.

La proteína presente en la leche materna está en dos formas: caseína y proteína del suero de la leche (donde destaca por están en mayor proporción la lactoalbúmina). La segunda es más sencilla de digerir. Los ratios de proteína del suero de la leche y caseína van variando durante la lactancia materna inicial va desde de 70/30 a 80/20 hasta 50/50 en la lactancia más avanzada.

La grasa es esencial en la leche materna, da energía y fomenta el desarrollo del sistema nervioso central. El 95% de la grasa está en forma de triglicéridos (2,3):

50% Grasas saturadas: de las cuales un 23% es ácido palmítico (en un configuración llamado beta-palmitato)
36% grasas monoinsaturadas omega 9 – Acido oleico
15% grasas monoinsaturadas omega 6 – acido linoleico
0.36% grasas monoinsaturadas omega 3 – acido alfa linolénico.

Vitaminas y minerales:
El resto de vitaminas y minerales están en cantidades suficientes y adecuadas en la leche materna, menos la vitamina D y la vitamina K. Por ello los pediatras y especialistas suelen mandar el suministro de estas dos vitaminas al bebe de diferentes maneras.

Teniendo esto en cuenta, las leches de fórmula siguen unas pautas muy estrictas de cantidad de agua, proteínas, grasas y azúcares, todas las leches de fórmula que están en el mercado son seguras para los bebés(4).

Despues de analizar la leche materna, vamos a destacar:

Puntos a tener en cuenta cuando se está eligiendo una leche de fórmula:

1- EL AZÚCAR: lo idóneo para que fuera lo más parecida a la leche materna es que fuera en forma de lactosa, esto es importante a no ser que el bebé tenga falta de lactasa detectada. Mirad que aparezca este como azúcar.

2- LA GRASA: La grasa que contiene va a venir de fuentes con grasas saturadas, monoinsaturadas y poliinsaturadas.

Saturadas:Grasa láctea y ACEITE DE PALMA*
Monoinsaturadas:
a) omega 9 (aceite de canola)
b) omega 6 (presente en aceites como el de girasol o coco)
c) omega 3 (presente en aceite de pescado)
Polinsaturadas: Presente en grasas como el aceite de coco, o la grasa que se obtiene del hongo “Mortierella alpina”

*ACEITE DE PALMA en las leches de fórmula, teniendo en cuenta que la leche materna tiene ácido palmítico, podríamos pensar que es adecuado incluir aceite de palma en las leches de fórmula y de hecho por eso se añade. PERO hay una diferencia, como comentábamos mas arriba, el ácido palmítico de la leche materna es el llamado beta-palmitato con una esterificación en la segunda posición de la molécula, esto significa que tiene una configuración determinada la molécula que permite su fácil digestión y absorción, gracias a esta configuración ayuda a la absorción de otros nutrientes, como el calcio y otras grasas.

Sin embargo el aceite de palma que se añade a las leches de fórmula tiene la esterificación en posición 1 o posición 3 de la molécula, es principalmente alfa palmitato, esto hace que la molécula sea muy diferente al de la leche materna e incluso se ha visto que genera lo que se llaman jabones insolubles de calcio e influye negativamente en la formación del hueso ya que evita la absorción del calcio, además no favorece la absorción de otras moléculas grasas(5).

Es eso es importante mirar que la leche no lleve aceite de palma a no ser que se especifique que es beta palmitato, recientemente las leches de fórmula están incluyendo porcentajes de beta palmitato en pequeñas cantidades, miradlo bien. Otra opción sería elegir leches de fórmula que no contuvieran aceite de palma.

3- LA PROTEÍNA: en muchas fórmulas no se especifica la cantidad de lactoalbumina y caseína que contiene la leche, teniendo en cuenta que la primera se digiere mejor, si vemos una fórmula que contiene más de la primera iremos por buen camino. PERO normalmente no se especifica qué proteínas contiene la leche de fórmula, suele aparecer descrito en ingredientes como “suero desmineralizado procedente de la leche” o “proteínas de leche de vaca”, esto no implica que sea peor, simplemente no sale especificada la cantidad de caseína o lactoalbumina que contiene.

Estos serían las datos más importantes a tener en cuenta cuando elegimos una leche de fórmula, hay muchas buenas en el mercado y cada uno debe elegir la que quiera para su bebé. Por supuesto nunca olvidéis que la leche materna es la mejor manera de alimentar a los bebés hasta los 6 meses de manera exclusiva y a partir de los 6 meses de manera complementaria hasta las 12 meses.

Pero muchas veces por elección personal o por causas personales no se puede mantener esta lactancia materna y esperamos que estas pautas os sirvan para elegir la leche de formula mejor para vuestro bebé.

Referencias

  1. Guo M. Manufacturing Technology. Elsevier; Cambrdige, UK: 2014. Human Milk Biochemistry and Infant Formula
  2. Mazzocchi A, D’Oria V, De Cosmi V, et al. The Role of Lipids in Human Milk and Infant Formulae. Nutrients. 2018;10(5):567. Published 2018 May 4. doi:10.3390/nu10050567
  3. Dietary triacylglycerol structure and its role in infant nutrition. Adv. Nutr. 2011;2:275–283.
  4. Koletzko B., Baker S., Cleghorn G., Nete U.F., Gopalan F., Hernall O., Hock Q.S., Jirapinyo P., Lonnerdal B., Pencharz P. Global standard for the composition of infant formula: Recommendations of an ESPGHAN coordinated internation expert group. J. Pediatr. Gastroenteral. Nutr. 2005;41:584–599.
  5. EFSA NDA Panel (EFSA Panel on Dietetic Products, Nutrition, and Allergies) Scientific Opinion on Dietary Reference Values for fats, including saturated fatty acids, polyunsaturated fatty acids, monounsaturated fatty acids, trans fatty acids, and cholesterol. EFSA J. 2010;

 

TAGS : como elegir leche de formula futurlife leche de formula futurlife